Enfermedad celiaca, productos sin gluten, recetas, productos aptos y más…

Archivo de la etiqueta: enfremdedad de Crohn


MARTES, 18 de mayo (HealthDay News/DrTango) — Los niños que nacen por cesárea podrían tener más probabilidades de desarrollar la enfermedad celíaca, un trastorno digestivo crónico, que los niños que nacen por parto natural, según halla una investigación reciente.

Los investigadores analizaron los datos de casi 2,000 niños que fueron atendidos en clínicas de pacientes externos gastrointestinales por enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa y otras enfermedades intestinales, y los compararon con las tasas de partos por cesárea y vaginal de niños que no habían sido diagnosticados con ninguna afección gastrointestinal.

En comparación con los niños que nacieron por vía vaginal, los niños que nacieron por cesárea eran 80 por ciento más propensos a desarrollar la enfermedad celíaca.

“No encontramos ninguna relación entre las enfermedades intestinales inflamatorias, la enfermad de Crohn y la colitis ulcerosa”, apuntó el autor principal, el Dr. Mathias Hornef, de la Escuela de Medicina de Hannover (Alemania). “Sí observamos una relación moderada aunque significativa con la enfermedad celíaca”.

Las personas que padecen de enfermedad celíaca, un trastorno autoinmune, tienen una reacción inmunológica anormal al gluten, la proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. Esto conduce a inflamación y daños en el revestimiento del intestino delgado.

El estudio aparece en la edición de junio de Pediatrics.

Los investigadores no están seguros de por qué podría haber una relación entre el tipo de parto y la enfermedad celíaca, pero una posible explicación es que los niños que nacen por cesárea no reciben los mismos microbios de sus madres que los bebés que pasan por el canal vaginal, apuntó Hornef. Esto altera la colonización bacteriana del recién nacido con microflora intestinal, o microbios “buenos”, que ayudan en la digestión y ahuyentan a los patógenos.

Una investigación anterior sugiere que existen diferencias en la flora bacteriana intestinal entre niños que nacen por cesárea y por vía vaginal.

“Apenas empezamos a comprender la complejidad de las interacciones entre huésped y microbios en la mucosa intestinal, y es difícil llegar a conclusiones firmes en esta etapa”, señaló Hornef.

Entre los niños y los adultos, las tasas de celiacos están aumentando, destacó el Dr. Peter Green, director del Centro de Enfermedad Celíaca de la Facultad de medicina de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York.

Aunque nadie sabe por qué, algunos creen que un factor que contribuye es la “hipótesis de la higiene”,” la idea de que un entorno esterilizado en exceso y libre de microbios es el responsable de que los bebés de hoy día ya no estén expuestos a muchos agentes infecciosos y microorganismos como sus antepasados. Esto puede haber alterado el sistema inmunológico humano y podría explicar el aumento en los casos de alergias, como fiebre del heno y eczema, y posiblemente de enfermedades autoinmunes, tales como la enfermedad celíaca y la enfermedad intestinal inflamatoria, explicó Green.

“Ahora nacemos en hospitales y no en la mesa de la cocina. Además, tomamos antibióticos”, apuntó Green. “Es posible que nuestra flora intestinal sea muy distinta de la de nuestros antepasados”.

¿Significa esto que las mujeres que tienen una historia personal o familiar de enfermedad celíaca deberían evitar los partos por cesárea? De acuerdo con Green y Hornef, aún es demasiado pronto para hacer recomendaciones en firme.

“Creo que nuestros datos no constituyen una prueba suficiente para realizar recomendaciones médicas, aunque sí arrojan luz sobre esta afección apenas estudiada”, apuntó Hornef. “Primero, hay que confirmar los datos”.

Green estuvo de acuerdo al agregar que “el mensaje para las pacientes en cuanto al parto con cesárea, si no se puede evitar, sería que sean más conscientes de que existe un mayor riesgo de enfermedad celíaca en los niños que nacen por cesárea y que deberían estar más alertas para buscar signos de esta enfermedad y quizá hacer pruebas mucho antes (y tal vez con mayor frecuencia)”.

Se cree que tanto los genes como los factores medioambientales podrían desempeñar un papel en el desarrollo de la enfermedad celíaca, señaló Green. Entre los síntomas de esta enfermedad se encuentran la diarrea, calambres y retraso en el desarrollo de los bebés, aunque no todo el mundo experimenta la enfermedad de la misma manera.

Con el tiempo, el gluten de la dieta puede causar vellosidades del intestino delgado (protuberancias intestinales diminutas con aspecto de pelo) y atrofia, dando lugar a trastornos en la absorción de vitaminas y hierro, así como anemia, osteoporosis e incluso una mayor probabilidad de muerte.

El tratamiento para los celíacos es dejar de comer gluten.

Fuente: healthfinder.gov