Enfermedad celiaca, productos sin gluten, recetas, productos aptos y más…

Intolerancias del cuerpo: lactosa, sacarosa, gluten y más


SALUD

Intolerancias del cuerpo: lactosa, sacarosa, gluten y más

Conoce qué es una intolerancia alimentaria y cuáles son las más comunes que puedes padecer.

Guadalupe Flores

18 ENE2015

20:22

0

También existe una condición llamada intolerancia a la glucosa, mejor conocida como pre-diabetes.

Foto: iStock

Muchos adultos somos intolerantes a la lactosa, esto quiere decir que nuestro cuerpo reacciona de forma negativa ante esa sustancia, o dicho de otra manera, que la rechaza. Por eso nos dan dolores estomacales y gases al consumir leche, queso, crema o yogur, son señales claras de nuestro organismo que nos indican que ese nutriente no es bueno para nosotros.

VER MÁS

Cómo mantenerte a dieta, aun en situaciones sociales

7 formas de bajar de peso sin hacer dieta, ¡sí se puede!

La intolerancia a los alimentos es muy parecida a las alergias, sólo que en las segundas se desata una reacción del sistema inmunológico que alerta a tu cuerpo de que algo anda mal. Las intolerancias no son tan graves, lo más común es que al no poder absorber ciertos nutrientes sintamos algún malestar como los que mencionamos anteriormente.

Aunque es una de las comunes, la intolerancia a la lactosa no es la única que podemos sufrir. Algunas otras sustancias que el organismo suele rechazar son la sacarosa, fructosa, galactosa y el gluten. Enseguida te explicamos cada una de ellas:

Intolerancia a la lactosa

Ésta se debe a un problema intestinal, ya que no producimos la enzima lactasa que es la encargada de metabolizar la lactosa. Los malestares que origina son gases, dolor de estómago y alguna veces diarrea. Esta afección es hereditaria, así que puedes culpar a tus padres de que la leche y el helado te caigan mal. No obstante, la solución es sencilla, existen en el mercado muchos productos deslactosados que puedes consumir y que te ayudarán a no extrañar tanto la leche.

Intolerancia a la galactosa

Es mejor conocida como galactosemia y debido a ella no puedes metabolizar la galactosa (un monosacárido) en glucosa.Quienes padecen esta condición tampoco pueden consumir leche entera, además de leguminosas como habas y guisantes. En caso serios, esta intolerancia puede generar problemas graves en el hígado y los riñones. 

Intolerancia a la sacarosa

En este caso la enzima que nuestro cuerpo no produce es la sacarasa. Para una persona afecta a comer dulces y caramelos padecer esta intolerancia es su peor pesadilla, ya que no deben consumir ningún alimento que contenga azúcar. Dolores abdominales, gases e incluso sangrado intestinal, son los riesgos que se corren al ingerir cualquier bocadillo azucarado.

Intolerancia a la fructosa

Los que padecen de este mal no pueden metabolizar la fructosa. Este monosacárido se encuentra en las verduras y frutas, por lo cual se recomienda suprimirlas de la dieta para no presentar problemas más graves en el hígado o el bazo. 

Intolerancia al gluten

Mejor conocida como celiaquía, quizá es la intolerancia más grave de todo el listado. La diferencia principal con el resto es que sí origina una reacción del sistema inmunológico como la inflamación de la mucosa del intestino delgado y otros órganos no relacionados con el sistema digestivo. Los alimentos a los que reaccionan las personas que sufren este mal son principalmente los hechos a base de trigo, aunque también a otros que contengan cebada, centeno y avena. Idéntico al caso de la lactosa, existen en el mercado distintas alternativas libres de gluten para que quienes sufren esta intolerancia no tengan que privarse del sabor de un rico pan.

Fuente: Vida y estilo

La dieta del celíaco


La creencia que los productos alimenticios sin trigo, avena, cebada y centeno tienen menos calorías o que se elaboran sin grasas es un mito ya que para elaborarlos, para que sean ricos y de aceptación al paladar, suelen tener un aumentado contenido de grasas. Sigue leyendo

 El gluten no previene de la enfermedad celíaca


Diversas teorías defendían que una forma eficaz de evitar esta dolencia era dar pequeñas cantidades de gluten en edades tempranas a los niños con riesgo de contraerla. Un reciente estudio, en cambio, ha desmentido esta creencia al demostrar que la celiaquía es un mal hereditario que no se resuelve con este método
Sigue leyendo

¿Es lo mismo la enfermedad celíaca que la intolerancia al gluten?


No es raro que a menudo se relacione la intolerancia al gluten con la enfermedad celíaca. Pero lo cierto es que, a pesar de los puntos en común, existen diferencias entre ambas patologías. Detallamos las diferencias con la ayuda de los expertos y desmontamos otros mitos en torno a la celiaquía.
Sigue leyendo

Otras proteínas aparte del gluten se vinculan a enfermedad celíaca


La enfermedad celíaca podría no solo ser causada por el gluten –que compone el 75% de las proteínas del trigo–, sino por otras proteínas que contiene este cereal, de las que todavía se sabe muy poco.

Así lo advierte un estudio de la Universidad de Columbia en Nueva York, Estados Unidos, publicado en la revista Journal of Proteome Research .

Sigue leyendo

Consejos para quienes tienen enfermedad celíaca


Seguir una dieta libre de gluten puede tener ciertos retos para quienes sufren de sensibilidad a la sustancia o padecen de la enfermedad celíaca, especialmente durante días de fiestas como el Halloween. El gastroenterólogo de la Clínica Mayo, Joseph A. Murray, autor del Nuevo libro Mayo Clinic Going Gluten-Free, aconseja sobre las estrategias para disfrutar de la celebración con alimentos libres de gluten: Sigue leyendo

¿Qué enciende la mecha de la enfermedad celiaca?


  • Ni la lactancia ni el momento de introducir el gluten protegen

  • Un factor ambiental desconocido estaría tras el aumento de casos

14121802897838

¿Cómo puedo evitar que mi hijo desarrolle enfermedad celiaca?

Sigue leyendo