Celiaquía y embarazo


Las mujeres con enfermedad celíaca diagnosticada después del parto presentan mayor probabilidad de que éste fuera prematuro, cesárea o un recién nacido con retardo de crecimiento intrauterino, bajo o muy bajo peso de nacimiento; mientras que las madres que recibien el diagnóstico antes del parto no tienen resultados adversos fetales.

 

La enfermedad celíaca (EC) se caracteriza por una respuesta inmune a la gliadina en individuos genéticamente predispuestos. Afecta a 1 de cada 100 a 200 adolescentes y adultos y al menos a 1 de cada 100 mujeres embarazadas. La EC materna puede influir sobre el desarrollo fetal de diversas maneras. La gliadina puede inducir la producción de citoquinas en las células mononucleares de sangre periférica, lo cual puede afectar al feto. La inflamación mucosa puede provocar la ingesta subóptima de nutrientes y, como consecuencia, el retardo de crecimiento intrauterino. Los estudios sobre EC materna y los resultados adversos fetales resultan incongruentes, debido a que la mayoría se limitaron a un escaso número de pacientes.

 

Los autores comentan que su estudio demostró que las mujeres con EC diagnosticada después del parto presentaron mayor probabilidad de parto prematuro, operación cesárea o un recién nacido con RCIU, BPN o MBPN; mientras que aquellas con diagnóstico de EC antes del parto no se asociaron resultados adversos fetales. Esto destaca la importancia de la pesquisa de EC entre las mujeres en edad reproductiva, debido a que el 1% de la población joven puede presentar EC y el tratamiento reduciría marcadamente la tasa de complicaciones durante el embarazo. Además, es posible que la actividad de la enfermedad influya sobre los resultados. El BPN y el mayor riesgo de RCIU pueden explicarse por la nutrición fetal insuficiente, demostrada por un menor peso de la placenta en las mujeres con EC diagnosticada después del parto.

En conclusión, la EC no diagnosticada al momento del parto constituye un factor de riesgo significativo de resultados adversos fetales; mientras que no sucede lo mismo para la EC diagnosticada antes del embarazo. Además, concluyen los expertos, en las mujeres con diagnóstico de EC antes del parto, el riesgo de resultados adversos fetales disminuyó con el tiempo después del diagnóstico.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s