El niño celíaco


La enfermedad celíaca es más frecuente en las niñas o mujeres que en los niños u hombres, mayormente de raza blanca. Como es una enfermedad hereditaria es probable que otros miembros del grupo familiar más cercano también la padezcan. Si un hermano gemelo tiene la enfermedad, el otro también la padecerá, por eso se sugiere que los miembros de la familia de una persona celíaca sean examinados.

Los síntomas en los niños pueden presentarse como diarrea crónica (síndrome de mala absorción), vómitos reiterados, distensión abdominal, falta de masa muscular, pérdida de peso, notorios retrasos del crecimiento. Otros factores que se manifiestan son escasa estatura, sequedad de la piel y el pelo, descalcificación, inapetencia e irritabilidad.

Los padres deben informar a sus hijos sobre la enfermedad lo más pronto posible, de manera clara y sin engaños. No se deberán esconder los alimentos con gluten, se le enseñará al niño a distinguir entre lo que puede comer y lo que no.

Es fundamental que el niño sepa decir que “NO” a ofrecimiento de un alimento que le hace mal, independientemente que otros niños puedan comerlo sin perjudicarlos.

Informarán también al colegio sobre la enfermedad Celíaca y sobre los alimentos que el niño puede y no puede consumir y cuales son los riesgos que implican el consumo de los mismos.

Se sugiere a los padres faciliten a los maestros algunos alimentos sin gluten para momentos especiales (fiestas, actos, etc.) para que el niño pueda compartir el momento con sus compañeros.  

Los maestros deben informar a los compañeros del niño sobre la enfermedad, a través de cuentos o actividades en el aula, de manera que todos colaboren para evitar que el niño se sienta diferente, explicando que alimentos no puede comer el niño y por que. 

  • En las fiestas, cumpleaños o cualquier celebración desarrollada, en la escuela se deberá tener presente la dieta del niño celíaco, y contar con algún alimento que pueda consumir.
  • Si el niño realiza salidas, excursiones, visitas guiadas con la escuela, deberá acordarse con los padres sobre los alimentos que se llevarán para el niño y en el caso de que coman en otro lugar se procurará informar con anterioridad para que pueda prepararse un plato adecuado para el niño.
  • Facilitarán información sobre los alimentos que no contienen gluten a los padres del resto de los alumnos, en el caso que lo soliciten.
  • Podrán distribuir a los alumnos una receta de torta o alfajorcitos sin gluten para que puedan elaborar en su casa si les interesa.

Si el niño consume algún alimento con gluten:

  • Investigar que ha comido y porque lo hizo, sin retar al niño.
  • Comunicárselo a sus padres.

Fuente: focuson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s