Un paso hacia la vacuna para celíacos


La imagen del celiaco mirando las etiquetas de los alimentos, preocupado por llevar una dieta libre de gluten podría tener los días contados. Los científicos trabajan desde hace tiempo en el diseño de una vacuna para evitar los síntomas de esta intolerancia alimentaria y parece que están cerca de conseguirla.

La enfermedad celíaca o celiaquía se caracteriza por la intolerancia a una proteína llamada gluten. Esta molécula se encuentra de forma natural en los cereales, como el trigo, la cebada o el centeno, tan habituales en nuestra dieta. Cuando el celíaco ingiere gluten su intestino se inflama con el consecuente malestar.

Un equipo de científicos de Australia y Reino Unido han conseguido identificar tres fragmentos del gluten claves en esta enfermedad. Son los fragmentos de esta proteína que provocan la reacción alérgica. Ellos serían los componentes principales de la futura vacuna. Vacuna que aún no existe. Pero gracias a este avance los científicos tienen un sólido punto de partida para comenzar su diseño. El estudio con los detalles más técnicos los publica la revista ‘Science Traslational Medicine.

 

Los síntomas cuando se consume gluten

Los síntomas del celíaco sin tratar son de lo más dispares. Desde diarrea, dolor abdominal, anemia hasta infertilidad en adultos o crecimiento defectuoso en niños. Por el momento, y hasta que llegue la vacuna, el único tratamiento que existe es evitar comer gluten de por vida; algo que parece sencillo en un primer momento. Pero cuando un afectado acude al supermercado no lo encuentra tan fácil.

Cerca del 80% de los alimentos procesados en la Unión Europea contienen gluten. Además de galletas o pan, hay alimentos que un consumidor habitual no relaciona con los cereales y sí los contiene -la mayoría de las veces en forma de harina -como los embutidos, yogures, helados o las gominolas.

La celiaquía es una de las afecciones intestinales crónicas más comunes. Afecta a un 1% de la población. En España, se estima que uno de cada 150 personas sufre la enfermedad, o sea unos 450.000, de los que apenas unos 40.000 están diagnosticados. En su mayoría son niños. Pero ojo, la enfermedad puede debutar en la edad adulta. También hay diferentes grados y hay personas celíacas que no notan los síntomas a menos que tomen una cantidad considerable de gluten.

No es una enfermedad hereditaria, pero sí tiene un cierto componente genético, por eso se estima que los familiares de celíacos tienen un 10% más de posibilidades que el resto de la población de padecer el trastorno. A ver si se desarrolla pronto la vacuna y los celiacos podrán olvidarse de su alergia y comer lo que les apetezca, sin abusar.

Un comentario en “Un paso hacia la vacuna para celíacos

  1. … Y vaya que si puede aparecer súbitamente a la edad adulta. Lo curioso es que cuando uno es diagnosticado, conciencia algunos síntomas viejos que te permiten pensar que ya la padecías desde hace años. En mi caso dermatitis herpetiforme y distensión abdominal.
    Tengo cuatro meses de diagnóstico y… vaya que sí ha sido rudo y difícil llevar la dieta.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s