El gluten puede afectar la piel


Se trata de una enfermedad llamada dermatitis herpetiforme, también conocida por el nombre de quien la describió por primera vez, hace ya más de cien años: enfermedad de Duhring.

Se trata de una patología que se presenta con distintos tipos de lesiones, siendo las más comunes las ampollas de distintos tamaños, que se localizan en forma simétrica en los codos, las rodillas, glúteos y a veces en la cara y el cuero cabelludo. Es característica la gran y molesta picazón que sufren quienes la padecen. A diferencia de la enfermedad celíaca, se manifiesta promedialmente más tarde en la vida, alrededor de la tercera década.

El nombre puede resultar engañoso, ya que no tiene ninguna vinculación con el herpes, más allá de poder presentar pequeñas vesículas que recuerdan a esta enfermedad viral. La dermatitis herpetiforme se trata en realidad de una patología determinada genéticamente, en donde anticuerpos específicos se depositan a nivel cutáneo, en respuesta a una reacción desencadenada por el consumo de gluten.

Si bien todos los pacientes con enfermedad de Duhring poseen esa hipersensibilidad al gluten, no todos tienen sintomatología desde el punto de vista digestivo, como diarrea, dolor abdominal o adelgazamiento. Pero, cuando se realiza en estos individuos una biopsia a nivel del intestino, en un gran porcentaje de casos se confirman alteraciones que son compatibles con la enfermedad celíaca.

En cuanto al diagnóstico, a veces resulta difícil de establecer ya que es una patología que puede presentarse de maneras diversas, pudiendo parecerse a otras dermatosis desde el punto de vista clínico. Una pequeña biopsia tomada de uno de los sectores afectados y su posterior estudio anatomopatológico específico es lo que determina con precisión que se trata de esta enfermedad.

La base del tratamiento es la eliminación completa del gluten de la dieta, para lo que es fundamental el asesoramiento de un especialista en nutrición. De todas formas hay que tener en cuenta que el alivio de la picazón y la desaparición de las lesiones de la piel pueden demorar bastante tiempo, incluso varios meses. Desde el punto de vista farmacológico, el dermatólogo puede indicar la administración de una terapéutica específica, que si bien es efectiva, requiere ser controlada de cerca por sus posibles efectos secundarios.

Un comentario en “El gluten puede afectar la piel

  1. Dicen que hay enfermos, no enfermedades. Yo soy celiaca y tengo dermatitis herpetiforme en toda la espalda y en mis peores momentos de contaminación (antes de ser diagnosticada) también lo tuve en la cara y cuello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s