¿Puede la enfermedad celíaca confundirse con autismo?


Un niño canadiense de 5 años diagnosticado con autismo severo se curó cuando se descubrió que la causa de sus desórdenes mentales era el esprúe celiaco y fue tratado con una dieta libre de gluten y suplementos nutricionales.

Su autismo se curó porque en realidad él nunca fue realmente autista, lo que realmente tenía era enfermedad celiaca, que es una respuesta autoinmune al trigo, cebada, centeno y avena[1] que daña el intestino provocando una mala absorción de nutrientes.

Las dietas libres de gluten se han vuelto muy populares entre los padres que buscan un tratamiento para sus niños que han sido diagnosticados como autistas (1)

¿Qué pasaría si algunos de estos niños que han sido diagnosticados como autistas en realidad son celiacos?

Sigue leyendo

Anuncios