Una dieta libre de gluten


Esta información salió en el Periódico El Norte el día viernes 09 de julio.

Para ver el arículo completo da clic sobre las imágenes, también puedes descargarlas.

Anuncios

Allergy Friendly: La historia


Todo ser humano cuando esta en espera de ser padre desea que su hijo(a) nasca sano(a), pero por cisrcunstancias ajenas a nosotros no siempre es así, y al encontrarnos con esas adversidades es cuando uno empieza a definirse más en la vida, esa es la hisotra de María Cortés, creadora de Allergy Friendly, la primer tienda en México especializada en productos libres de gluten y alérgenos.

Conozcamos más hacerca de su histora…

Cuando su hija nació (Valentina) y no tenía más de 15 días de vida dormía muy poco, su madre la amamantaba y por lo mismo al ser madre primeriza le decían que eran cólicos normales de recién nacido, sin embargo su llanto y falta de sueño no tenían comparación, de un momento a otro comenzó a aventar la leche por boca y nariz continuamente lo que agregado al llanto y sueño se convirtió en una grave preocupación sus padres, le mandaron a realizar un estudio con medio de contraste (recordemos que solo tenía 15 0 20 días) y resultado reflujo, le recetaron un medicamento común para el caso de nombre MOTILIUM, la reacción  la misma… el medicamento no hacía efecto. María decide hablar con la nenonatóloga y posteriormente la Valentina fue sometida a varias pruebas de laboratorios y físicas, en los cuales resultó con intolerancia a la lactos, sistema nervioso alterado (debido a intolerancia a los componentes del medicamento).

“Mi terror fue en aumento aunado al paso de formula tras formula Láctea en un intento en que algo de viniera bien y pudiera comer sin tener estragos estomacales, por fin lo logramos con una formula hidrolizada, predigerida etc… que de leche no tiene nada pero le aporta los nutrientes necesarios, dicho sea de paso a un precio de cuatro veces mas que cualquier formula normal, tuvimos 3meses de aparente calma entre todo esto ella estaba por los 5 meses y como proceso normal le ponen la vacuna de la influenza estacional (NUNCA VOY A ENTENDER POR QUE NO SE PERMITE DAR HUEVO A NIÑOS MENORES DE UN AÑO Y SIN EMBARGO LES PONEN VACUNAS HECHAS DE EMBRION DE POLLO COMO LA INFLUENZA Y LAS PAPERAS ENTRE OTRAS ANTES DE DICHA EDAD, RESULTA DE TODO ILOGICO)” – Nos comenta María.-

 A los dos días de vacunarla, la niña comenzó con ronchas pequeñas en el cuerpo y genitales al grado de llagas en los mismos, la neonatóloga le resetó una pomada magistral (preparada a base de otras de mercado) y para secar clara de huevo, con lo cual la niña empeoró y comenzaron a inflamarse los ganglios de la parte posterior de su cabeza al grado de tenerlos de 1.5cm cada uno.

La niña seguía mal, hasta que solicitan pruebas de alergias, la niña tiene una alergia de nivel 6 AL HUEVO y se le había puesto la vacuna y untado huevo sin mas sin niveles de IEG altísimos en un 1000% mas de lo normal, su cuerpo estaba totalmente intoxicado, así mismo aparece alergia a la caseína (proteína de la leche), de nuevo comienza el proceso de desintoxicación y la búsqueda de que podía comer (si lo pensamos detenidamente casi todo lo que consumimos diariamente en una dieta normal casera contiene estos dos elementos o tienen contaminación cruzada), María en su búsqueda de alimentos para  su hija habla a la compañías de alimento para bebé (Gerber y Heintz) en donde le dijeron que lo mejor era no dárselos a su hija porque si bien unos no contenían los ingredientes si eran procesados en la misma fábrica que los demás y podían contener trazas de algún alimento contraproducente para la niña. Valentina comenzó a bajar de peso y estuvo a punto de dar un schok anafiláctico, gracias a Dios, a la nenonatóloga y su madre Valentina llegó a tiempo al hospital y respondió bien a los corticoides.

“Yo seguía inconforme no es posible que pase esto con todos los cuidados que se le tienen (ya cada quien de la familia tenía en su casa desde ese día adrenalina eyectable por si le pasaba algo a Vale y se inflamaba de nuevo, me dedique hacerles a todos kits médicos con adrenalina, corticoide, cremas para la dermatitis que ya le había sido diagnostica, ezcema, e instrucciones detalladas aunque no me separaba de ella)”

En ese momento una persona conocida le pregunta por la salud de su hija y le recomienda un Hospital de especialidades en Houston, sin más tramitan una visa médica, dispuestos a dar todo por la salud de Valentina, al realizarle diferentes estudios resultó que la pequeña tenía 20 alergias e intolerancias alimenticias diferentes, entre los que se encuentran el gluten, el huveo, la leche, nueces, frutos rojos, eso por mencionar solo algunos.

“Estábamos felices por que sentíamos que ahora si estaría bien…  y fue cuando decidí que traería a México estos productos y abriría una tienda especializada para esta gente que como Vale padece de este tipo de contrariedades ya que no quiero llamarla enfermedad, fueron 7 meses de investigación y permisos de importación y hoy en día Allergy Friendly es una realidad una realidad de la cual dependerá Fundación Vale.”

La fundación Vale esta en proceso de los últimos detalles legales y dará becas alimenticias a niños recién nacidos de escasos recursos que no pueden pagar formulas alimenticias tan caras, (recordemos que los precios triplican o aumentan exageradamente a comparación de uno “normal”)

Yo tengo la suerte de que si con esfuerzo pero se pudo hemos mi esposo y yo cubierto todo lo que Vale ha requerido pero hay padres que no corren con tanta suerte, yo pudiendo comprar la lata de leche recuerdo mi desesperación por que la aceptara por que comiera me imagino la desesperación de aquel padre que aunado al problema de su hijo esta el de no tener el recurso para adquirir en ocasiones lo único que puede alimentarlo, por eso si bien Allergy Friendly es ahora mi proyecto de vida y de trabajo por que mentiría si digo que todo es altruismo he puesto todos mis ahorros y mucho tiempo en ello, pero principalmente  también se ha convertido en mi proyecto de vida para ayudar a aquellos pequeños que lo necesitan y que no requieren tener una enfermedad terminal para padecer terriblemente por errores médicos o por no poder comprar una lata en la farmacia. Agradezco el tiempo … ah por cierto Vale ahora esta muy bien y su Papa es mi principal cliente jajajajaja, el día de su cumpleaños no falto su pastel grande pero sin huevo, leche, gluten y todo lo demás. Ella no puede ser vacunada de la trivalente ni de la influenza por supuesto pero no importa ya que este es el menor de los males.

Si deseas ponerte en contacto con María o conseguir productos libres de agluten y/o alérgenos puedes contactarlos en la siguiente dirección y teléfonos.

Periferico Sur 5270 local 6 Plaza Patio Pedregal

Mexico DF tel 51716848 cel. 5543563952

rcortesdeanda@hotmail.com

www.allergyfriendly.com.mx

La dieta de un celíaco es un 325% más cara que la dieta media con gluten.


Llamamiento de la Asociación de Celíacos de Euskadi. 

– Con motivo de la tradición del roscón de Reyes, la Asociación de Celíacos de Euskadi recuerda los condicionantes y precauciones que deben tomar en estas fechas los celíacos. Se trata de un producto con una gran aceptación entre los adultos y especialmente, entre los más pequeños. 

– La Asociación realiza un doble trabajo de control: por un lado elabora una lista de alimentos aptos para celíacos; por otro, establece un control de calidad que permite a las empresas que realizan alimentos sin gluten obtener un certificado de Marca de Garantía. 

– Ante la dificultad existente en ocasiones para encontrar determinados alimentos sin gluten, muchas familias celíacas se hacen sus propios dulces sin gluten en casa, “incluido el roscón de Reyes”. 

– La Asociación de Celíacos de Euskadi elabora una lista de alimentos, entre los que se incluyen turrones, polvorones, mazapanes, roscón de Reyes… con el fin de que sus socios la consulten a la hora de consumir un producto.

Bilbao, enero de 2010.- Desayunar roscón el día de Reyes es, sin duda, una de las tradiciones más firmemente arraigadas de la Navidad. Sin embargo, para la comunidad de personas con la enfermedad celíaca (se estima que sólo en el País Vasco existen aproximadamente 20.000 celíacos potenciales, aunque sólo alrededor de 3.500 están diagnosticados), tomar un roscón que no tenga garantizada la ausencia de gluten puede suponer un riesgo para su salud.

Muchos de estos productos tradicionales son elaborados con cereales que llevan gluten (trigo, avena, centeno, cebada… y sus derivados), por lo que no pueden ser consumidos con total libertad por los celíacos. Por este motivo, y pensando especialmente en los más pequeños de este colectivo, la Asociación de Celíacos de Euskadi-Euskadiko Zeliakoen Elkartea (EZE) realiza un llamamiento en estas fechas para redoblar las medidas de prudencia.

Según explica Amparo Cervo, representante de la Asociación de Celíacos de Gipuzkoa (EZEGUI), para la solución a este peligro “EZE trabaja durante todo el año con el fin de elaborar una lista de alimentos, entre los que se incluyen turrones, polvorones, mazapanes, roscón de Reyes… para que sus socios puedan consultarla a la hora de consumir un producto”.

El resultado de este concienzudo trabajo que se realiza año tras año, es una lista de alimentos en la que se incluyen las marcas comerciales aptas para el consumo celíaco.

Además, tal y como indica Cervo, EZE legitima a unas determinadas empresas que bajo un exhaustivo control de calidad de sus productos, consiguen el Certificado de la Marca de Garantía. “Para ello estas empresas, que están recogidas en la lista de alimentos, elaboran productos alimentarios especiales sin gluten que son sometidos a rigurosos controles y análisis que indican la ausencia de esta sustancia”.

Esta ‘Marca de Garantía’ hace que la persona celíaca “compre con absoluta confianza aquellos productos en los que aparece el símbolo de certificación sin necesidad de acudir a la lista de alimentos ni a la lectura del etiquetado”.

Cervo recuerda que, ante la dificultad existente en ocasiones para encontrar determinados alimentos sin gluten, muchas familias celíacas se hacen sus propios dulces sin gluten en casa, “incluido el roscón de Reyes”.

Una dieta un 325% más cara

Todo este esfuerzo, además de centrarse en asegurar y mantener la salud de su colectivo, trata de reducir al máximo las diferencias existentes entre una dieta sin gluten y una dieta con gluten. Y no es para menos, ya que las consecuencias de emplear otras materias primas en la elaboración de los alimentos, unido a la necesidad de realizar continuos análisis y auditorías, “se traducen en que el producto sin gluten sufre un importante aumento de precio con respecto al mismo producto con gluten”. Este aumento no es baladí, especialmente si se tiene en cuenta que es un desembolso extra que se tiene que hacer durante todos los días del año y multiplicado por todos los miembros de la familia que padecen la enfermedad: “de manera general, una dieta sin gluten es un 325 por ciento más cara que una con gluten”.

La Asociación de Celíacos de Euskadi se lamenta de que todavía no existe una respuesta clara por parte de los poderes públicos “para ayudar a que las familias celíacas puedan comprar alimentos sin gluten al mismo precio que sus equivalentes con gluten”.

El peligro del gluten para los celíacos

Desde EZE se hace hincapié en que “es absolutamente necesario el cumplimiento de una dieta sin gluten también en estas fechas, adquiriendo productos que nos aporten garantía”. Hace unos años apenas existían productos sin gluten y el celíaco “no podía consumir, por ejemplo, un roscón de Reyes, ya que lo contrario podría suponer consecuencias negativas a corto y a largo plazo”.

Cervo explica que, “a corto plazo, la ingesta de gluten conlleva la aparición de síntomas como dolor abdominal, diarreas, vómitos, etc.”. Si el organismo sigue recibiendo gluten durante un período de tiempo largo “las consecuencias pueden ser muy serias, desencadenando múltiples enfermedades asociadas e incluso el cáncer”.

Fuente: Noticias médicas

Ecodiet… ¿en México?


El día de hoy, al revisar mi correo me he encontrado con una agradable sorpresa, la cual pensé en compartirla con ustedes, ya que el director de la compañía Ecodiet News de España se ha puesto  en contacto conmigo… ¿para qué? Véanlo ustedes mismos…

Buenos días Alicia.

Soy en director de la compañía Ecodiet News.

Nuestra actividad está centrada en la venta de productos dietoterapeuticos.
Nuestra compañía se fundó en el año 1.992, y estamos especializados en la
venta de productos sin gluten a través de la red.

Nuestro ambito de actuación, hasta la fecha (95%) esta en España, tambien
vendemos a otros paises, ( 5%).

Nos encontramos en un proceso de desarrollo de la actividad en otros
mercados.

Me agradaria mucho conocer tus comentarios, sobre las posibilidades de
implantar nuestro modelo de negocio en tu pais. (www.ecodiet.com)

Quedo a la espera de tus comentarios, y aprovecho para saludarte

Ignacio irigoyen

Pues bien, como podrán darse cuenta, pide mi opinión al respecto, pero quireo compartirlo con ustedes para que a su vez emitan su propia opinión, ya sea económica, social o de salud, enfocada a nuestras necesidades, ya que como sabrán en México se desconoce la EC y no hay muchos productos para los celíacos, así que es básico subrayar todos los puntos y cualquier opinión al respecto es bienvenida.

En lo personal no he respondido al correo, ya que me gustaría además de dar mi opinión dar la de ustedes, por lo que les pido se den una vuelta por la página www.ecodiet.com para que vean sus productos y den sus comentarios al respecto, si además alguien gusta escribir o ponerse en contacto con ellos les dejo el correo: consultoria@ecodiet.com.

Y espero sus comentarios al respecto.

La crisis alimentaria afecta más a los alimentos sin gluten


gluten2

 

La crisis alimentaria afecta más a los alimentos sin gluten, si quienes llevamos una dieta normal acusamos en nuestros bolsillos la subida del precio de los alimentos y nos parecen subidas abusivas, la comunidad celíaca lo sufre en mayor medida. Muchos de los alimentos que debe tomar un celíaco se encuentran sujetos a una dieta especial, libre de gluten, y estos alimentos son sometidos en su fabricación a unos procedimientos especiales, según argumentan los fabricantes. Esto hace que encarezcan todavía más, pero la crisis ha sido una justificación para marcar diferencias mayores.

 

Desde hace años, quienes tienen un familiar celíaco y quienes somos conscientes de la injusticia que se comete con las personas que padecen intolerancia al gluten con respecto al precio que tienen que pagar por los alimentos que pueden consumir, reivindicamos una alimentación más barata para ellos o en su defecto, una subvención por parte del Gobierno central y concretamente del Ministerio de Sanidad, dado que la celiaquía es una enfermedad y hoy por hoy, el único tratamiento es la eliminación del gluten en las dietas.

 

Accediendo al enlace de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), podemos hacernos una idea del enorme gasto que deben afrontar las familias de las personas celíacas. Lo peor es que la subida de los precios ha afectado en mayor medida a los productos sin gluten.

 

Pondremos un ejemplo, en el año 2007, un kilo de pan blanco sin gluten costaba 10,20 euros, hoy cuesta 11,38 euros. El pan normal con gluten costaba el año pasado 2,50 euros, hoy cuesta 2,77 euros. Se supone que la subida de precios en este caso debería ser igual para ambos productos, pero no es así, el año pasado la diferencia se situaba en 7,70 euros entre el kilo de pan normal y el kilo de pan sin gluten, hoy esa diferencia se sitúa en 8,61 euros, o sea, es todavía más caro.

 

Son muchos los productos para celíacos los que se han encarecido muy por encima de los productos normales, algo que no encontramos lógico siendo el mismo producto y la misma materia que el año pasado. La Federación de Asociaciones de Celíacos de España ha realizado los cálculos medios para conocer cuál es el incremento de coste en la cesta de la compra de un celíaco, basándose en una dieta que contemple entre 2.000 y 3.000 calorías, el gasto extra se sitúa en 208,94 euros al mes, lo que se traduce en 1.614,48 euros más al año comparado con una dieta de una persona que no padece la intolerancia al gluten. Y claro, cuanto mayor es el número de miembros de una familia que padezcan celiaquía, mayor será el gasto.

 

Sanidad debería contemplar la alimentación de los celíacos como si se tratase de medicamentos y debería ser subvencionada. En otros países comunitarios, como por ejemplo el Reino Unido, un celíaco recibe de su médico de cabecera las recetas oportunas con las que poder comprar los alimentos mucho más baratos y dependiendo de la edad de quien padece la intolerancia, los alimentos son incluso gratis.

 

Pero tampoco tenemos que irnos muy lejos para darnos cuenta de quienes son solidarios con el problema de la celiaquía, un ejemplo sería el Gobierno de Castilla-La Mancha, el año pasado destinó una ayuda de 464.300 euros a la comunidad celíaca de la región, aproximadamente una subvención de 300 euros por persona. Esta iniciativa dejaba en evidencia al Gobierno central que no tardó mucho en prometer que iba a considerar ayudar a quienes padecen celiaquía en nuestro país. Ya estamos en el 2008 y todo sigue igual, no, igual no, peor.

 

Lo único que por el momento el Gobierno de nuestro país ha realizado por la comunidad celíaca ha sido obligar a la industria agroalimentaria a facilitar, a través de las etiquetas, información fehaciente sobre los ingredientes contenidos en los productos de alimentación, actuación a través de la nueva Ley de Seguridad Alimentaria elaborada dentro de la Estrategia de Seguridad Alimentaria 2008-2012.

 

De momento será la medida más efectiva hasta que se termine la investigación subvencionada por la Unión Europea en la que se pretende crear un biosensor capaz de detectar de forma precoz la intolerancia al gluten y capaz de realizar un seguimiento de la progresión de la enfermedad o incluso analizar la dieta que realizan quienes padecen intolerancia al gluten y saber qué reacciones les provocan los alimentos contemplados en la dieta.

 

El Ministerio de Sanidad debería solidarizarse con el problema de la celiaquía y debería proporcionar las ayudas oportunas que permitieran, al menos, equiparar económicamente la alimentación de quienes sufren intolerancia al gluten con la alimentación de quienes no son celíacos.